FarandulaMundo

La batalla de Elton Jhon contra el VIH

AFP

El cantante preside una fundación que busca ayudar en la finalización del Sida. AFP

El artista británico habló en la Conferencia Internacional sobre el Sida en Ámsterdam. Dijo que Rusia y Europa del Este, al discriminar a la comunidad Lgbti, frenan la erradicación de la enfermedad.

La lucha contra el Sida se ha convertido en un asunto personal y una fuente de frustración para el cantante británico Elton Jhon, quien fue partícipe de la versión número 22 de la Conferencia Internacional sobre el Sida en Ámsterdam.

Mirando con firmeza a través de sus gafas redondas de cristales rosa y fiel al estilo que lo caracteriza, la estrella llegó al encuentro.

En el recinto el interprete de Sacrifice anunció las nuevas iniciativas para intentar controlar la propagación del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). Además, recordó a los seres queridos que perdió entre los 35 millones de personas que perdieron la vida por la epidemia.

“Perdí a tantos amigos por culpa del Sida en los años 80, cuando el virus era la muerte más horrible posible y no había tratamiento ni compasión. Y no parecía preocuparle a nadie”, rememoró el artista de 71 años.

En medio del emotivo discurso, el compositor mencionó que en aquella época hizo “tan poco” por mejorar la condición de quienes padecían la enfermedad que hoy lo lamenta e intenta compensarlo.

“En ese entonces, yo consumía muchas drogas. Tenía un problema con estas y saben que cuando se toman drogas, no se ve claro”, reconoció en medio del encuentro.

A pesar de la frecuente contribución que ha tenido el cantante en la batalla contra el virus letal en la que ha realizado ‘algunos conciertos’ para recaudar fondos y grabado el álbum That’s what friends are for, con la misma finalidad, el interprete del rock aseguró “sentirse muy culpable de no haber hecho lo suficiente”.

En medio de la reunión el artista aprovechó para acusar a Rusia y a algunos países de Europa del Este de discriminar a gays, lesbianas, bisexuales y transgénero y de poner obstáculos a la lucha contra el Sida. “Estos países practican una política de discriminación importante contra los miembros de la comunidad Lgbti”, aseguró.

“No soy el presidente Putin o el presidente Trump. No estoy a la cabeza de un país. Los políticos tienen que ser más humanos (…)si no hubiera tanto sectarismo y odio, entonces esta enfermedad podría ser erradicada mucho más rápidamente de lo que se pueda imaginar”, concluyó el músico.

Fuente: https://www.elheraldo.co